Alvaros, Ninjas y gente con problemas

Ese gnomo infeliz

Confundido, el gnomo Charly, miró cerca de Miorto y encontró a Don Quijote haciéndole una seña poco amigable, amenazándolo de muerte. Entonces se retiró subiendo las escaleras por donde había bajado y no volvió a bajar. Mientras tanto, los putos, confundidos, discutían en privado que hacer. Don Quijote, harto de tanta discusión, salió del establecimiento buscando una manera para llegar al segundo piso. En su búsqueda, encontró una sombra posada en el techo y en su paranoia decidió atacarle antes de que pudiera hacerlo él. Sin embargo, la fumarola de su marihuana mágia se las llevó el viento y al ver que no pudo alcanzar la sombra, regresó al bar, ésta no lo siguió.

Durante todo este tiempo Miorto seguía confundido, como si alguien le hubiera cortado la energía y tubiera que recrear sus últimos minutos. De pronto, exclamo, “tengo una idea!” a sus compañeros. Él comenzaría una riña en el bar haciendo que un aristócrata golpee a una damicela e intentaría crear caos confundiendo a la gente de quién había sido el agresor. Mientras tanto, Masio Sare, desde un edificio aledaño, utilizaría su artillería para atacar el segundo piso desde lejos; C.O.N.A.N. y Don Quijote saldrían por la ventana y saltarían al segundo piso.

Entonces utilizando su sigilo y técnicas ancestrales, Miorto comenzó la riña al hacer que un noble rompiera su copa de vino en la frente de su querida conquista. y, gritando que alguien diferente había hecho eso, se colocó frente a quien culpó y con su proeza atlética simuló ser lanzado hacia una mesa, tirando todas las bebidas en los comenzales. Los guardias en la escalera abandonaron sus puestos para intentar detener la pelea que comenzaba.

Ya comenzada la trifulca, Masio Sare comenzó a lanzar sus rayos y centellas a través de la ventana del segundo piso, dándole la señal a los demás para avanzar. Don Quijote saltó hasta el segundo piso con gran facilidad y, encendiéndose en llamas, atacó la primera sombra que vio, siendo un joven sirviente; de mala gana pero rápidamente, le apagó el fuego y colocó un vendaje rudimentario. C.O.N.A.N. en cambio se aferro a la cornisa y subió lentamente. Entre tanto escándalo, una puerta en el pasillo se abre y de ella emerge el “elfo de cristal” cargando hacia Don Quijote. Detrás de la puerta se observa una mujer desconocida y el gnomo, ese maldito gnomo.

La pelea se extiende extrañamente, mientras intentan destruir al gnomo su compañera continua ayudándolo, mientras que el espadachín también lo protege. En un instante, el espadachín, rodeado de los putos desaparece y en vez aparece Yuridia (su compañera), desorientada observa como su “amigo” toma su espada y lanza una avalancha que la lanza, junto con los putos, varios metros atrás. Rodeada y desamparada, Yuridia callo al suelo después de una golpiza. El elfo de cristal y el gnomo se preparaban para escapar, Charly se volvió invisible mientras el señor cristal se teletransporto varias veces y saltó por una ventana. Desafortunadamente para él, otros más rápidos lograron alcanzarle y dejarlo inconsciente. A ambos los dejaron sin armas o equipo, y con las manos y pies rotos.

De vuelta al Inn Fiernito, los putos trajeron un par de regalitos al Barón Espinobarro. Muy complacido de su propia investigación, decidió que un poco de tortura podría mejorar la información que recopiló. in progress.

Y con ustedes, la frase de la semana: Your mother sucks dwarf cock!

Comments

firstpost

Ese gnomo infeliz
rodocopz

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.